Ginecología

El paso del tiempo y el efecto de diferentes factores, entre los que destacan el envejecimiento y el parto, provocan la pérdida de tonicidad de los músculos vaginales. Gracias a la evolución de la ciencia y la tecnología, existen diferentes técnicas para devolver la reconstrucción y conseguir así recuperar el endurecimiento y el tensado del canal vaginal. Existen diversas opciones para realizar el rejuvenecimiento vaginal o vaginoplastia. Los más destacados son tratamientos por láser, pasando por quirófano o utilizando ultrasonidos focalizados.

La ventaja que aporta el empleo de ultrasonidos frente al láser para realizar este tratamiento, es que no existe sangrado ni secreción durante el proceso de tratamiento. El modo de actuación de los ultrasonidos es realizar micro punto ablativos en la capa SMAS, estimulando así las fibras de colágeno.

También te recomendamos…

Escríbe que quieres buscar y pulsa la tecla Enter para buscar