Lesiones pigmentadas y eliminación de tatuajes

Lesiones pigmentadas. Existen una amplia gama de lesiones pigmentadas, las cuales hoy en día es posible tratar prácticamente todas con láser. Es sobretodo a partir de los 40 años cuando más se manifiestan este tipo de lesiones. Generalmente las lesiones pigmentadas se producen por un aumento de melanina en las células de la piel. Las causas más comunes son por exposición solar, pueden ser manchas de nacimiento o en etapas de desórdenes hormonales.

Hace años, los únicos métodos que existían para tratar todo este tipo de lesiones eran la dermoabrasión, criocirugía o cirugía plástica. El problema de este tipo de intervenciones es que presentaban un riesgo elevado de padecer efectos secundarios como cicatrices o hipopigmentaciones. Otra opción era tratar esas lesiones con cremas, aunque los resultados no eran satisfactorios y si el pigmento estaba profundo resultaban ineficaces.

Eliminación de tatuajes. El número de personas que toman la decisión de borrarse un tatuaje va aumentando cada año. Bien sea por razones estéticas, por razones de moda, por gustos o por motivos laborales. Hoy en día gracias a los láseres, eliminar un tatuaje resulta un tratamiento sencillo y que no deja ninguna señal de marca ni cicatriz. El láser actúa realizando un pulso con alta densidad de energía en un intervalo de tiempo muy corto, de manera que consigue desfragmentar el pigmento para que posteriormente el sistema linfático

También te recomendamos…

Contacta con nosotros

Resolveremos tus dudas en la mayor brevedad posible

Escríbe que quieres buscar y pulsa la tecla Enter para buscar